cuidado de la piel por la noche

Cuidado de la piel por la noche, ¡indispensable para una piel joven!

El cuidado de la piel por la noche es imprescindible si queremos tener una piel joven y saludable.

Por la noche, nuestra piel pone en marcha diversos procesos de renovación, depuración y estimulación celular.

Si no limpiamos la piel adecuadamente y aplicamos los productos adaptados a nuestro tipo de piel, esta no puede realizar estos procedimientos de forma óptima.

El resultado es una piel apagada, poco luminosa y la aparición temprana de signos de la edad e imperfecciones

Hoy queremos dar algunos consejos de cuál es la forma adecuada para el cuidado de la piel por la noche y hay que tener en cuenta 3 pasos indispensables:

Limpieza, Tonificación e Hidratación.

1.- LIMPIEZA

La limpieza por la noche es indispensable, ya que la piel se regenera mientras descansamos.

Así que… SIEMPRE debemos irnos a la cama con la piel bien limpia facilitando el mecanismo de depuración y reparación de ésta para obtener los mejores resultados. 

A menudo en la farmacia nos comentáis que vuestra rutina de limpieza se basa en usar agua micelar únicamente.

Pero aunque no os maquilléis, siempre es más recomendable usar un limpiador en gel, mousse o leche y terminar la limpieza con agua micelar.

La limpieza será más profunda y nos aseguraremos que eliminamos todos los residuos y suciedad. 

Otro punto importante es que una rutina adecuada de limpieza no debería resecar la piel. Si es así es porque no estáis seleccionando un limpiador adecuado para vuestro tipo de piel y necesidades.

A continuación os proponemos dos limpiadores de la casa Nuxe y Juvilis.

Limpiador piel normal-seca

Nuxe reve miel gel nettoyant et demaquillant

Limpiador piel mixta-grasa

Juvilis perfecting cleanser

2.- TONIFICACIÓN

Desafortunadamente se está perdiendo el hábito de usar un tónico tras la limpieza, ¡y es un error!

Debemos tener en cuenta que nuestra piel tiene toda una microbiota que si se altera puede dar problemas de acné, reacciones alérgicas y rojeces.

Por ello, usar un tónico facial después de la limpieza ayuda a devolver el pH a la piel y reequilibrarla. Además, también la hidrata, cierra poros y deja la piel fresca y limpia. 

Para el tónico también es importante buscar una opción que se adapte a nuestro tipo de piel y necesidades.

Una piel que tienda a ser grasa a mixta o con imperfecciones es preferible que opte por un tónico astringente que ayudará a seborregular y cerrar el poro.

Para un piel normal a seca, hay que buscar tónicos libres de alcohol para evitar que nos la deshidrate.

Tónico piel normal-seca

L'occitane aqua reotier essence hydratant

Tónico piel mixta-grasa

Nuxe aquabella lotion essence revelatrice beaute

3.- HIDRATACIÓN

SÉRUMS

La hidratación en el cuidado de la piel por la noche es indispensable para estimular la regeneración tisular y la renovación celular.

Además, nuestra propia piel pierde agua durante todo el día y por tanto, una buena hidratación antes de ir a la cama, nos ayudará a recuperar el equilibrio hídrico. 

Por lo general, la hidratación la basamos en la crema pero una rutina completa debería constar de sérum primero y crema después.

¿La razón? El sérum tiene una textura mucho más acuosa que las cremas con el fin de conseguir una mayor penetración de los nutrientes y activos a las capas más profundas de la epidermis.

Además, su alta concentración en activos hacen que consigamos resultados de forma visible en poco tiempo. 

Otra pregunta habitual que nos hacéis es si cualquier tipo de piel debe usar sérum.

La respuesta es que sí. Como siempre decimos adaptaremos el sérum a las necesidades que tengamos.

Una piel tirando a seca debe buscar un sérum rico en ácido hialurónico para conseguir una hidratación profunda.

Si la piel es grasa, podemos optar por un sérum que nos hidrate a la vez que regula la producción de sebo y nos reduce el poro.

Sérum piel seca-normal-mixta

Isdin prevent hyaluronic concentrate serum

Sérum piel grasa- acné

Skinceuticals blemish age defense

CREMAS

Finalmente, terminaremos la rutina con una crema que nos ayudará a hidratar las capas superficiales de la piel, además de crear cierto grado de oclusión para reducir la pérdida de agua natural de nuestra propia piel.

Otro aspecto importante, es que este efecto sellante de la crema hidratante favorecerá la penetración de los activos del sérum.

En cuanto al tipo de crema también debemos adaptarla a las necesidades de nuestra piel. Una piel de normal a seca debería optar por texturas más densas para ayudar a nutrirla.

Para pieles mixtas a grasas opciones fluidas son más adecuadas para evitar obstruir los poros.

Por la noche, también es el momento ideal para aplicar tratamientos antiedad o despigmentantes.

Durante las horas de descanso conseguiremos que los activos puedan realizar su efecto durante horas y evitar reacciones de fotosensibilidad que se pueden producir si los aplicamos con la rutina de día.

Crema piel seca-normal

Caudalie vinosource creme s.o.s hydratation intense

Crema piel mixta-grasa

Nuxe aquabella emulsión hidratante

Esperamos que estos tips generales os ayuden!

Más adelante os dejaremos propuestas de rutina adaptadas a cada tipo de piel y problemática para que podáis conseguir los resultados que buscáis.

Y ya sabéis… si tenéis dudas, dejadnos vuestros comentarios y preguntas, ¡estaremos encantados de responderos!